GRÁFICO: Manchester United anuncia que José Mourinho ha dejado de ser director técnico del club

97

Todo empezó en el verano de 2016 y acaba antes de las Navidades de 2018. Jose Mourinho, ya ex entrenador del Manchester United, y Pep Guardiola, actual técnico del Manchester City, trasladaron a la Premier League un duelo que ya se vivió en la Primera División española y que vuelve a decantarse del lado del de Santpedor, al menos en el aspecto goleador.

“Hasta el final de la temporada se nombrará a un nuevo técnico, mientras el club lleva a cabo un minucioso proceso de contratación de un nuevo entrenador a tiempo completo”, precisó el Manchester United en su publicación.

El ciclo de Mourinho en el United había comenzado a fines de mayo de 2016, seis meses después de haberse desvinculado del Chelsea y con un contrato por tres temporadas. Y en dos años y medio al frente del equipo disputó 144 partidos, con 84 victorias, 32 empates y 28 derrotas. Convirtió 243 goles y le marcaron 117. Y su mayor como logro fue el título de la Europa League de 2016/17, tras ganarle la final al Ajax por 2-0.

El último partido del entrenador portugués de 55 años como DT del United fue la derrota 3-1 contra el Liverpool el domingo que dejó al club en el sexto lugar, a 19 puntos del líder de la Premier League.

Además de lo que queda de la Premier League, los de Manchester tienen por delante los octavos de final de la Champions, donde el sorteo realizado este lunes determinó que será rival del poderoso PSG (12 de febrero y 6 de marzo). El equipo de Mourinho se clasificó en el segundo lugar por detrás de Juventus, con tres victorias, un empate y dos derrotas.

Este es el peor comienzo del Manchester en la liga desde 1990 e incluso su ambición de situarse entre los cuatro primeros clubes ingleses y de alcanzar un lugar en la Champions de 2019/20 está en peligro.

A todo ello se une la eliminación en la Copa de la Liga, en la que el conjunto de Manchester fue superado por penales en Old Trafford por el Derby County, de la segunda división.

El vínculo entre Mourinho y el United fue tormentoso en los últimos meses y se intensificó por la mala relación del portugués con los dirigentes y con algunos referentes del plantel.

Las discrepancias entre el portugués y el máximo directivo del club, Ed Woodward, se multiplicaron y Mourinho no dudó en criticar la política de contrataciones del club, condicionada por la falta de efectivo para adquirir jugadores.

A nivel interno, Mourinho inició una guerra con algunos de los pesos pesado del vestuario, como el francés Paul Pogba.

Todavía sin un candidato claro a largo plazo para reemplazar a Mourinho, los medios ingleses especulan con que Michael Carrick, quien se retiró el año pasado, podría asumir las labores de técnico interino hasta que la entidad inglesa encuentre un sustituto.