El presidente ruso, Putin prohíbe el matrimonio igualitario y establece “la fe en Dios” como valor central

El mandatario ruso, Vladimir Putin, ha sido muy controversial desde inicios de su mandato y hasta “machista” según la opinión de muchos, ya que este ha dejado saber en más de una ocasión su rechazo al matrimonio igualitario.

Una enmienda constitucional que había sido aprobada el 1 de julio de 2020 en la que básicamente terminaba con los derechos de la comunidad LGBT, llegó a manos de Putin esta semana para obtener su firma y oficializar la ley que prohíbe formalmente cualquier tipo de matrimonio entre personas del mismo sexo en Rusia y bloquea cualquier legislación al respecto, también prohíbe las “adopciones transgénero” y establece que la “fe en Dios” será un valor central que regirá la vida del país.

De igual forma queda prohibido que las personas puedan cambiar su género y las que ya lo habían hecho tendrán que volver a cambiarlo por el que se les asignó al nacer, esta situación ha desatado la furia en la comunidad LGBT quienes consideran que la ley “viola sus derechos a la intimidad y a la autonomía personal”.