El primer ministro británico, confrontado por mal servicio de salud

El primer ministro británico, Boris Johnson, vivió un tenso momento por el reclamo del padre de un niño hospitalizado en una escena que se viralizó en Twitter.

El premier fue interpelado por el ciudadano que denunciaba una falta crónica de efectivos en los hospitales británicos. Entre sus reclamos, le criticó que la visita al hospital fuera una oportunidad para salir en la prensa.

«Aquí no hay medios», responde Johnson, precisamente ante los periodistas y mientras se escuchan varias cámaras de fotos.

El padre de familia se gira entonces hacia la persona que graba la escena, entre los disparos de las cámaras de fotos, y le dice: «¿Cómo que no hay medios? ¿Quién es esta gente?».

La insólita negación se volvió tendencia en Twitter, donde Johnson intentó darle otro matiz a la historia. «Me alegra que este caballero me haya contado sus problemas. Esto no es algo vergonzoso, es parte de mi trabajo», tuiteó el miércoles por la noche Johnson, acusado regularmente por sus detractores de faltar a la verdad.