El Salvador ya no reconoce el gobierno de Nicolás Maduro

Reunión. La canciller de El Salvador, Alexandra Hill Tinoco, participó ayer en la 49.ª Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), en la ciudad colombiana de Medellín.

El Salvador ya no reconoce como gobierno legítimo de Venezuela al régimen de Nicolás Maduro, dijo ayer la canciller de la república, Alexandra Hill Tinoco, en la 49.ª Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Según la canciller salvadoreña, desde el Ejecutivo ya no se reconoce al régimen de Maduro como el legítimo Gobierno de Venezuela.

«Nuestro anhelo es ver una Venezuela libre, donde los venezolanos puedan elegir en democracia al Gobierno que deseen (…) El Salvador no seguirá como observador pasivo ante la crisis política, económica y humanitaria que enfrenta Venezuela, la cual ha alcanzado dimensiones que han derivado en una crisis migratoria y de refugiados sin precedentes en la región», expresó Hill Tinoco.

En marzo pasado, Bukele afirmó que desde su administración no se continuaría apoyando a los mandatarios Nicolás Maduro, en Venezuela, y Daniel Ortega, en Nicaragua, a los cuales el gobierno de Salvador Sánchez Cerén respaldó en diversos momentos. Esto durante un discurso brindado en la Fundación Heritage, en Estados Unidos.

Además, la canciller señaló que desde el Gobierno de El Salvador se cree «firmemente» en la búsqueda de la reconciliación y la generación inmediata de condiciones para que los venezolanos puedan celebrar un nuevo proceso electoral transparente y legitimado por el respeto a la voluntad ciudadana.

Sobre el momento que vive Nicaragua, Hill señaló que El Salvador ha expresado su preocupación por la crisis política del país centroamericano y estima importante renovar esfuerzos por un diálogo efectivo y de buena fe, acelerando la consecución de acuerdos y cumplimiento de compromisos.

En su intervención, Hill también dijo que El Salvador está comprometido con la promoción y protección de los derechos humanos, por lo que fortalecerá el diálogo y cooperación con los órganos del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.