Equipo finge la muerte de un jugador para aplazar un partido

200

Surrealista historia en el fútbol aficionado de Irlanda. Un equipo de la categoría regional, el Ballybrack, pidió que se aplazara un partido porque había fallecido uno de sus exjugadores, el español Fernando Lafuente.

Sin embargo, Lafuente está “vivito y coleando” como el mismo ha declarado a varios medios irlandeses. Una vez que se descubrió la mentira, el club se ha visto obligado a pedir disculpas a través de sus redes sociales y han calificado el espisodio como un “grave error de juicio”.

Por lo que explica el club, una persona del cuerpo técnico fue quien comunicó que Lafuente había fallecido en accidente de tráfico, por lo que se suspendió el partido por el duelo y se celebró un minuto de silencio.

Lo más surrealista del asunto es que Lafuente revela que sabía que sus antiguos compañeros planeaban difundir una noticia falsa sobre él, pero no se imaginaba que fuera a ser de este calibre: “Me dijeron que si veía algo en Twitter sería para intentar que se suspendiera el partido. Es grave, dependiendo en qué lado estés. He visto mi obituario y todo. He sido testigo de mi propia defunción. Lo encuentro divertido, pues nadie ha resultado dañado”, declaró a un diario de Dublín, palabras que recoge El País.

El club, por su parte, además de las disculpas, explica así el porqué de todo el lío: “Este error, inaceptable y serio, está fuera de lugar y ha sido cometido por una persona que ha estado atravesando dificultades personales, sin que lo supieran otros miembros del club”.