Estados Unidos podría enfrentar pronto su primera amenaza tropical

Parece cada vez más probable que Estados Unidos pronto pueda enfrentar su primera amenaza tropical en la temporada de huracanes 2019.

El lunes, el Centro Nacional de Huracanes (NHC) incrementó las posibilidades de que el sistema se desarrolle en el Golfo de México a 80% al final de la semana, informó el medio de noticias CNN.

El sistema resultante podría plantear problemas desde el Panhandle de Florida hasta el sur de Louisiana.

Si bien todavía es demasiado pronto para decir si este sistema se volverá lo suficientemente fuerte como para nombrarlo (sería Barry), más interesante es “cómo” puede ocurrir todo esto.

De acuerdo con los meteorólogos, la fecha promedio de la primera tormenta en el Atlántico es el 9 de julio, pero la actividad de los observadores de la tormenta que se marcará esta semana no proviene del mar sino de la tierra, agregó la fuente.

Para un sistema tropical se necesita agua tibia, vientos débiles en la dirección y tormentas eléctricas; los tres ingredientes están presentes.

A principios de la semana, un frente caído, a lo largo del cual se han formado tormentas eléctricas casi diarias en el sureste de los Estados Unidos, terminará en el Golfo. Los restos de esas tormentas ayudarán a desarrollar un sistema de baja presión en las cálidas aguas de “Big Bend” de la Florida en el Golfo de México.

Se estima que la baja presión comenzará a formarse el miércoles.

La última predicción del sistema (modelo europeo) muestra que se dirige hacia el oeste hacia la frontera entre Texas y Luisiana, donde es posible una lluvia torrencial el domingo. El modelo estadounidense también genera un sistema en el norte del Golfo a mediados de la semana, pero no es tan fuerte.

La agencia encargada de rastrear y pronosticar el sistema tropical aumentó su proyección de cinco días de 50% el domingo a 80% este lunes.

Entonces, si eres un residente de la costa del Golfo, ¿qué debes hacer?

Mantente alerta.
Consulta la temporada de huracanes del atlántico durante la semana.
Revisar sus planes de preparación y evacuación.