Girona, con «Choco» Lozano, frena al Real Madrid y le da un tremendo golpe en el Bernabéu

El Girona, con goles de Cristhian Stuani y Portu y con el hondureño «Choco» Lozano en la cancha, ha remontado y ha asaltado este domingo el Santiago Bernabéu (1-2) en la vigésima cuarta jornada de La Liga Santander, en un partido en el que el Real Madrid ha desperdiciado la ventaja que le propició el gol de Casemiro en la primera parte y ha perdido la segunda plaza del campeonato en favor del Atlético. En este compromiso el tico Keylor Navas fue suplente.

El tanto del brasileño en el minuto 25 fue neutralizado en el 64 por otro de Stuani desde el punto de penalti; sólo diez minutos después, los de Eusebio Sacristán silenciaban el coliseo madridista cuando Portu perforaba las mallas de la portería local y, de paso, permitía a los gerundenses conseguir su primera victoria en el Bernabéu y poner distancia con los puestos de descenso.

En una soleada mañana en Chamartín, el cuadro blanco necesitó unos minutos de aclimatación para hacerse con el peso del encuentro, y eso lo aprovechó el conjunto catalán para buscar fortuna; en el primer minuto, Stuani probó a Courtois, que detuvo el remate con la cara y tuvo que ser atendido, en una acción anulada por fuera de juego.

Poco a poco, los de Solari se iban desperezando y acercándose al área de Bono, la primera vez en un centro de Asensio al que a punto estuvo de llegar Benzema. Poco después, Lucas Vázquez pudo abrir la cuenta tras recibir un balón de Kroos en la frontal y plantarse solo ante el portero, pero el guardameta marroquí se impuso en el mano a mano.

Después de un nuevo disparo de Stuani, el Real Madrid no perdonó en su primera acción a balón parado del encuentro; los de Solari botaron un córner, Bono despejó de puños y el rechace cayó en las botas de Kroos, que puso un centro al área para Casemiro, que, con en un salto poderoso y de cabeza, abrió el marcador para los locales (min.25).

El tanto no desesperó a los de Eusebio Sacristán, que no perdieron la cara al partido y que pudieron sorprender a Courtois en un chut de Àlex Granell desde fuera del área que se fue rozando el palo de la meta madridista. Mientras, los blancos pudieron incrementar la cuenta en un potente disparo de Benzema que desvió Bono y en un tanto de Marcelo que fue anulado por fuera de juego.

Tras el paso por vestuarios, Eusebio optó por un doble cambio para tratar de dar la vuelta al choque; Pedro Porro y Pere Pons, que sufrió un duro golpe durante la primera mitad, dejaron su lugar a Aleix García y el ‘Choco’ Lozano, pero el cuadro blanco había metido una marcha más. Marcelo y Benzema, en dos ocasiones, inquietaron durante los primeros minutos de la reanudación a la zaga albirroja.

Aun así, los gerundenses se encontraron en el minuto 58 con la ocasión más clara hasta el momento del duelo, cuando Courtois despejó un cabezazo por bajo de Lozano y, en el rechace, Aleix García enviaba el balón por encima del larguero cuando la afición visitante ya cantaba el tanto.

La oportunidad espoleó a los catalanes, que en su siguiente llegada al área madridista, en el 63, lograron el empate; en una jugada embarullada con un par de remates, Sergio Ramos tocó el esférico con la mano -por lo que vio amarilla y no jugará ante el Levante- y el colegiado decretó penalti. Stuani no se amilanó ante Courtois y le batió con un disparo raso.

El Girona había destapado el tarro de las esencias, y no estaba dispuesto a cerrarlo. A punto estuvo de adelantarse en el 70, en un chut de Portu que se estrelló en el palo, pero el centrocampista murciano no falló cuatro minutos después al cazar un rechace del meta belga a lanzamiento de Lozano. Los de Solari se veían por detrás por primera vez en el partido.

Los blancos trataron de reaccionar, sobre todo con el descaro de Vinicius, que dispuso de las mejores ocasiones para rescatar al menos un punto. Aunque lo intentaron, la lucha se interrumpió con la expulsión de Ramos, que vio la segunda amarilla por golpear la cara de Alcalá al intentar rematar de chilena.

De esta manera, el Real Madrid (45) interrumpe una serie de seis victorias ligueras consecutivas y pierde la segunda plaza de la clasificación en favor del Atlético (47); se queda además a nueve puntos del líder FC Barcelona. Mientras, el Girona (27) deja atrás sus cuatro derrotas seguidas y abre hueco con la zona de descenso, ahora cuatro puntos por debajo.