Iglesia evangélica no se pone departe de ningún dialogo