Inconformidad crea pirrica rebaja en combustibles