Intoxicado muere hondureño en EEUU por un generador portátil

Debido a las altas temperaturas que imperan en el estado de Texas, ciudadanos buscan la forma de calentar sus hogares, ese fue el caso de Kevin Ayala, que al no contar con energía eléctrica no dudo en darle uso a un generador portátil que calentaría la vivienda.

Junto a él también se encontraba su embarazada e hijo de 4 años, quienes por fortuna lograron sobrevivir de los gases tóxicos que se desprendieron del aparato. Ayala, no corrió con la misma suerte, a pesar de la asistencia médica y de múltiples intentos por reanimarlo falleció.

«Nada de lo que hicieron lo hizo volver. Él ya iba muerto desde la casa». Pasó rápido. Todos quedamos inconscientes dentro de la casa» relató su esposa.