Japón se alista para recibir líderes del mundo

OSAKA, JAPÓN — Bajo estrictas medidas de seguridad se prepara la ciudad costera de Osaka, en Japón, para recibir esta semana a los líderes del G20, que integran las principales economías del mundo.

El evento, previsto entre el 28 y 29 de este mes, se denomina «Cumbre de los mercados financieros y la economía mundial». Según datos oficiales, ya están en las calles desplegados para garantizar la seguridad unos 32.000 policías.

Un equipo de la Voz de América que cubre el evento constató que la rutina es otra en la ciudad después que fueron emitidas alertas a residentes y turistas acerca del cierre de calles, retrasos en el tráfico y casilleros sellados en las estaciones del tren subterránero.

Delegaciones diplomáticas de los países miembros del G20 han llegado en las últimas dos semanas al aeropuerto internacional de Kansai, en Osaka. Las autoridades en la zona y en aduanas, -donde no se permite tomar fotografías-, utilizan perros entrenados para detectar explosivos que revisan el equipaje de los pasajeros que llegan a la ciudad.

Autoridades municipales esperan a unas 30.000 personas durante los dos días que durará la cumbre. Al menos 700 escuelas estarán cerradas y eventos escolares han sido cancelados por la cumbre.

La llegada del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, centra las expectativas de la cumbre.

«Se está esperando mucho de esta reunión, sobre todo del primer ministro japonés, que tome un liderazgo que se espera que tome. Pero sobre todo de las políticas de (Donald) Trump respecto de otros países. A nosotros nos interesa como mexicanos que estas políticas sean de acuerdo a nuestros mejores intereses, el presidents debía estar aquí negociando por el bien de nuestro país», dijo en Japón a la VOA la mexicana Marcela Álvarez.

Un representante oficial de la Casa Blanca que lleva varios días en Osaka como parte de la delegación que ha estado trabajando en la elaboración del comunicado final, dijo a periodistas que hasta el momento el presidente Trump «‘ha visto la presidencia de Japón como un éxito tremendo».

Además, expresó que Trump «tiene muchas ganas de unirse al primer ministro Shinzo Abe y a otros líderes mundiales en Osaka el fin de semana».

El diplomático estadounidense dijo que la cumbre del G20 es una oportunidad para que los líderes del mundo hablen con franqueza sobre el estado de la economía y otros temas, incluidos el comercio, la energía, la innovación, el desarrollo de la fuerza laboral, la infraestructura de calidad y el empoderamiento económico de las mujeres.