La histórica foto de los presidentes y otras curiosidades en el funeral de George Bush padre

100

Entre ellos han pasado unos 22 años viviendo en la Casa Blanca y ahora han compartido un banco de madera en la Catedral Nacional de Estados Unidos durante el funeral del expresidente George HW Bush.

No es muy frecuente que tantos comandantes en jefe, del pasado y del presente de Estados Unidos, se reúnan en un mismo lugar.

Es algo que puede ocurrir de forma muy ocasional durante, por ejemplo, el funeral de un exmandatario o la apertura de una biblioteca presidencial.

Pese a ello, el intercambio entre el actual presidente, Donald Trump, y el resto parecía tenso, lo que no sorprende dados los antecedentes en sus relaciones.

¿Pero, exactamente, qué ocurrió?

Trump y la primera dama, Melania, fueron los últimos en llegar. Cuando ocuparon sus lugares en el banco frontal le dieron la mano al expresidente Barack Obama y a su esposa Michelle.

La exprimera dama saludó a Trump de forma educada pero fría.

En una entrevista reciente, Michelle Obama dijo que nunca perdonaría al actual presidente por haber impulsado la falsa teoría de que su esposo no había nacido en Estados Unidos.

Al menos públicamente no hubo ningún apretón de manos entre Hillary Clinton, quien estaba sentada al otro lado de los Obama, y Donald Trump.

Ella se quedó sentada mirando al frente y, aparentemente, su mirada no se cruzó con la de su contrincante en las elecciones presidenciales de 2016. Era su primer encuentro desde la toma de posesión de Trump en enero de 2017.

La campaña electoral de 2016 estuvo marcada por la aspereza entre los dos candidatos. En sus mítines, Trump pedía que Clinton fuera encarcelada por el uso de un servidor de correo privado para el manejo de asuntos oficiales.

“Enciérrenla”, era un grito habitual entre los asistentes a los actos públicos del magnate durante la campaña.

Pero la primera dama, Melania Trump, sí le dio un apretón de mano al expresidente Bill Clinton y saludó a Hillary con un gesto de su mano, que ella correspondió asintiendo con la cabeza.