La humanidad está a 100 segundos de desaparecer según el “Reloj del Apocalipsis”

El fin del mundo se acerca, espoleado por la amenaza de la guerra nuclear y la crisis climática, y se encuentra a 100 segundos del abismo, según la actualización de 2019 del Reloj del Apocalipsis de los expertos del Boletín de los Científicos Atómicos.

El pasado año, la humanidad se encontraba a dos minutos, por lo que la urgencia es aún más perentoria, advirtieron este jueves los científicos en una rueda de prensa en Washington.

Para este año, el boletín afirma que la humanidad continúa enfrentando dos peligros existenciales simultáneos: la guerra nuclear y el cambio climático, que se ven agravados por un multiplicador de amenazas, una guerra de información cibernética, que socava la capacidad de respuesta de la sociedad.

En el ámbito nuclear, el informe señala que los líderes nacionales han terminado o socavado varios tratados y negociaciones importantes sobre el control de armas durante el último año, creando un ambiente propicio para una carrera armamentista nuclear renovada, la proliferación de armas nucleares y la reducción de las barreras a la guerra nuclear. Los conflictos políticos con respecto a los programas nucleares en Irán y Corea del Norte siguen sin resolverse y, en todo caso, empeoran. La cooperación entre Estados Unidos y Rusia en el control de armas y el desarme es casi inexistente.

Es el peor momento desde 1953, durante una de las etapas más tensas de la Guerra Fría, cuando tanto los soviéticos como los estadounidenses realizaron sus primeras pruebas con bombas de hidrógeno.

Por otro lado, se reconoce que la conciencia pública sobre la crisis climática creció en el transcurso de 2019, en gran parte debido a las protestas masivas de los jóvenes de todo el mundo.

“De todos modos, -advierte- la acción gubernamental sobre el cambio climático aún está muy lejos de cumplir el desafío en cuestión. En las reuniones climáticas de la ONU el año pasado, los delegados nacionales pronunciaron excelentes discursos, pero presentaron pocos planes concretos para limitar aún más las emisiones de dióxido de carbono que están alterando el clima de la Tierra”. Esta respuesta política limitada se produjo durante un año en que los efectos del cambio climático provocado por el hombre se manifestaron en uno de los años más cálidos registrados, incendios forestales extensos y el derretimiento más rápido de lo esperado del hielo glacial.

Suscríbete a nuestros programas