La sonrisa que nos dejó Edith González: así fue la vida de la fallecida primera actriz

Una vida profesional prolífica y lecciones personales ejemplares. Este es un tributo a la inolvidable actriz Edith González.

Pertenezco fuertemente a mí misma. En realidad soy todas las mujeres que me habitan. Como diría Gloria Fuertes: soy solo una mujer y ya es bastante

Esta frase la publicó Edith González en su cuenta de Facebook el 16 de enero de 2012. La actriz, bailarina, esposa y madre dejó en shock a sus fans y al mundo al dar a conocer en 2016 que padecía una forma muy agresiva de cáncer. A modo de homenaje, hacemos un recorrido por la vida, los logros, las luchas y los escándalos que nos trajo una mujer incansable y guerrera quien no dejó de deleitarnos con su talento durante los 47 años que duró su trayectoria profesional.

Una vida de preparación continua

Su participación en la telenovela ‘Los ricos también lloran’ (1979), la lanzó a la fama internacional con apenas 14 años de edad. Hasta ese momento, la actriz, nacida el 10 de diciembre de 1964 en Monterrey, Nuevo León, México, había hecho lo posible por balancear sus estudios con su trabajo como artista. Resultaron ser, sin embargo, universos incompatibles y Edith eligió la actuación, de manera que abandonó la escuela de monjas a la que asistía en la Ciudad de México.

Aún así, Edith se tomó su preparación muy en serio y estudió primero interpretación en la academia Lee Strasberg, en Los Ángeles; y, más adelante, en el afamado conservatorio Neighborhood Playhouse School of Theatre y el Actors’ Institute de Nueva York. Más adelante, estudió en el Centro de Danza Du Marais, además de inglés e historia del arte en la Universidad de La Sorbona, en París, así como jazz en el Reino Unido.

Sus éxitos continuaron a la par de sus estudios como artista, con nada menos que cinco telenovelas en cuatro años, que culminaron con su primer papel protagónico como Susana en ‘Bianca Vidal’ (1982-83), el cual desempeñó con gran profesionalismo pese al golpe que significó recibir la noticia, durante el rodaje, de la muerte de su papá. A los 30 años, Edith ya había participado en más de 40 producciones de televisión y cine.

Para mediados de los años 1980, Edith González era ya un nombre familiar en los hogares de habla hispana del mundo entero. A lo largo de los siguientes años, realizó papeles estelares con telenovelas que le dieron la vuelta al mundo, incluyendo Monte Calvario (1986), Rosa salvaje (1987), Flor y canela, (1988), En carne propia (1990), Corazón salvaje (1993), La sombra del otro (1996) y La jaula de oro (1997).

En 1998, la actriz obtuvo el papel principal de ‘Aventurera’, obra teatral producida por Carmen Salinas y, más adelante, las teleseries ‘Nunca te olvidaré’ (1999), ‘Cuento de Navidad’ (1999-2000) y ‘Salomé’ (2001-02), una versión contemporánea de la telenovela ‘Colorina’ (1980), en aquel entonces protagonizada por Lucía Méndez.

Maternidad, periodismo, especulaciones

En 2004, Edith se vio envuelta en una avalancha de rumores cuando abandonó un rodaje a causa de su polémico embarazo; no se le conocía una pareja a la actriz, quien siempre había mantenido su vida personal al margen de la luz pública. El 17 de agosto de ese mismo año nació su hija Constanza, de quien se supo, cuatro años más tarde, que era hija del político y entonces casado Secretario de Gobernación, Santiago Creel.

Aunque se alejó por un tiempo de los reflectores para dedicarse a su hija, Edith regresó a los escenarios en 2005 con otra temporada de ‘Aventurera’ y ese mismo año participó como miembro del jurado del programa ‘Bailando or un sueño’. En 2006, volvió a la pantalla chica con ‘Mundo de fieras’ y ‘Palabra de mujer’.

Edith González protagonizó el musical «Aventurera» en el Salón México. Crédito: Mezcalent

En 2007, Edith sorprendió de nuevo al incursionar en el periodismo, con una columna semanal en el periódico El Universal llamada ‘El ombligo de Venus’. En 2008, interrumpió su columna para filmar en Colombia y desempeñar el papel estelar en una adaptación de la clásica novela ‘Doña Bárbara’, producción de Telemundo, un hecho que marcó, además, su primer alejamiento de los foros de Televisa.

A su regreso a México, González volvió a los estudios para protagonizar un episodio de la serie ‘Mujeres asesinas’ y la telenovela ‘Camaleones’ (2009-2010), como también a los escenarios con la obra de teatro ‘Buenas noches, mamá’ (2010).

2010 fue un año lleno de acontecimientos para la artista, comenzando con el anuncio de su matrimonio con Lorenzo Lazo Margáin, director general del despacho de abogados Alemán Velasco y Asociados, S.C.

Edith González y su esposo Lorenzo Lazo. Crédito: Mezcalent

Después de 30 años de trabajar con Televisa, Edith firmó un contrato de cinco años con TV Azteca. Al año siguiente, protagonizó su primera telenovela con la competencia de Televisa, como Alma Durán de Molina en ‘Cielo Rojo’.

Entre 2012 y 2016, participó en lo que serían sus últimas producciones y sin embargo las que más demostrarían su capacidad actoral, mostrándola como una artista madura y completa. Entre 2011 y 2012, protagonizó ‘A corazón abierto’, una adaptación basada en la exitosa serie de ABC, ‘Grey’s Anatomy’; en 2013 hizo el papel de Paula Duarte de Bermúdez en ‘Vivir a destiempo’ y, en 2014, el de Valentina Díaz de Bravo en ‘Las Bravo’.

Al concluir las grabaciones de la exitosa telenovela ‘Eva la trailera’, en 2016, Edith visitó a sus médicos en México debido a fuertes dolores de espalda, y ellos le dieron el diagnóstico: “ Eran cinco doctores más mi gastroenterólogo. Se le rozaron los ojos de lágrimas. Entonces ahí dije: Si a tu doctor se le rozan los ojos de lágrimas es que… ‘Houston: we have a problem’”le contó en entrevista a Karla Iberia Sánchez para la revista Quién.

Durante 2017, Edith nos dio grandes lecciones al descubrirse la cabeza con orgullo, al participar en campañas publicitarias para crear consciencia sobre la importancia de la temprana detección, y al acudir a funciones públicas, como los Premios Luminus, fuerte, sonriente y sin peluca.

En 2018, el conductor del programa ‘Don Francisco te invita’ de Telemundo aseguró que Edith se encontraba en remisión del cáncer que la aquejaba, como ella misma lo confirmó.

En abril de 2019 participó como juez en el programa ‘Este es mi estilo0 de la cadena mexicana TV Azteca.

Las imágenes de su cuenta de Instagram de los últimos meses la mostraban en todo su esplendor, sin dejar de regalarnos aquella sonrisa que desde sus pininos como Érika en ‘Lucía Sombra’, nos conquistó a todos.