López Obrador niega haber ordenado a los militares detener a migrantes centroamericanos en la frontera con Estados Unidos

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, negó haber dado una orden para que las fuerzas de seguridad detengan en la frontera norte a los migrantes centroamericanos que buscan llegar a EE.UU., luego de que varias imágenes difundidas mostrasen a los uniformados reteniendo a la gente.

«No existe ninguna orden en ese sentido y vamos a revisar el caso, que no suceda, porque no es esa nuestra función», dijo en la conferencia matutina de este 25 de junio.

Las declaraciones del mandatario se produjeron cuando algunos periodistas cuestionaron las funciones del Ejército y la Guardia Nacional, después de que se difundiesen unas imágenes que muestran a los militares deteniendo el paso de unos migrantes que buscaban cruzar el Río Bravo para ingresar a territorio estadounidense por Ciudad Juárez.

Concretamente, un reportero le preguntó bajo qué cargos se había detenido a los migrantes, toda vez que cruzar un río no constituye ningún tipo de delito según las leyes mexicanas.

«No cometan excesos»

La respuesta de López Obrador contradice las declaraciones realizadas apenas un día antes por el Secretario de la Defensa, Luis Crecencio Sandoval, quien aseguró que la labor de los 15.000 efectivos desplegados en esta zona es detener a personas indocumentadas para luego ponerlos a disposición de las autoridades migratorias mexicanas.

El presidente también señaló que atenderá este asunto para evitar que las fuerzas de seguridad se extralimiten con sus funciones. «Tenemos nosotros que evitar, pero respetando los derechos humanos, que aumente el flujo migratorio, atendiendo las causas», apuntó. «Vamos a atender este asunto para que no se cometan excesos», agregó.