Más de 80 migrantes LGBT centroamericanos buscan refugio en México

530

Más de 80 migrantes lesbianas, gays, bisexuales y trans que huyen de sus países han solicitado refugio en México desde hace cerca de tres meses. Es previsible que los migrantes lleguen a la capital del país, desde Tapachula, Chiapas. Esto lo informó Nashieli Ramírez Hernández, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, quien señaló que se debe dar a poyo a estas personas LGBT migrantes.

Las declaraciones de la titular de CDHDF sucedieron en la presentación de un libro llamado Reintegración migrante, un modelo social, económico y empático para el retorno, cuyos autores son Luis Wertma Zaslay, presidente del Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, y Eunice Rendón Cárdenas, titular de la Red Viral, una asociación de jóvenes que impulsa y difunde proyectos comunitarios.

En el evento también participaron Luis González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), quienes reafirmaron el compromiso por apoyar y brindar orientación a los migrantes en caso de que lleguen al país.

La presidenta de la CDHDF aseguró que México dejó de ser “una nación de paso” de los migrantes rumbo a Estados Unidos y se ha convertido en un “país destino” de salvadoreños, guatemaltecos, hondureños y nicaragüenses.

Con respecto a las personas LGBT que solicitaron asilo en México, mencionó que de llegar a la Ciudad de México serán apoyados, pues “es una urbe amigable con ese sector poblacional”.

Hace unos meses Amnistía presentó un informe en el que dio cuenta de la inseguridad, violencia de género y falta de protección por parte del Estado que afrontan las personas LGBT de El Salvador, Guatemala y Honduras las orilla a dejar sus países y migrar a México. nación en la que se enfrentan a más e incluso mayores peligros.

La investigación acusa a las autoridades mexicanas de no proteger a las personas LGBT frente a las violaciones y abusos que sufren durante su viaje; además, hace hincapié en las “insoportables experiencias” que viven cuando son privadas de su libertad en el marco de la detención prolongada y sistemática de los migrantes en Estados Unidos.

“En Centroamérica hay personas que sufren una terrible discriminación por su identidad de género, y no tienen absolutamente ningún sitio al que huir en busca de seguridad”, afirmó Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Un buen número de las personas refugiadas y solicitantes de asilo que hablaron con Amnistía Internacional apuntaron que la discriminación constante y los niveles de violencia que sufrían (como asesinatos, agresiones físicas y extorsión económica a manos de bandas criminales) son los principales motivos por los que abandonaron sus países de procedencia.