Narcos no tenían con quien negociar y planearon asesinato del presidente de Honduras

Transcripciones hechas de una grabación secreta realizada por un agente infiltrado de la DEA en noviembre y diciembre a capos hondureños, dejan en evidencia el fracasado intento de estos por acercarse al presidente Juan Orlando Hernández.

En esa reunión, según información divulgada por Casa Presidencial, estuvieron presente Emilio Fernández, Don H, Carlo El Negro Lobo, Devis Rivera Maradiaga, El Cachiro y Yankel Rosenthal, quien señala que el mandatario “súper arisco, súper arisco”.

Rosenthal también expresó, continúa la nota de prensa de Casa Presidencial, que “Yo he estado más cerca de la gente de él y sé que le han querido llegar por otros lados, y el hijo de p… se ha puesto súper arisco”.

Según muestra la transcripción del audio, durante la conversación, “El Negro Lobo” le pidió a Devis Leonel Maradiaga, ambos procesados por narcotráfico en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, que no perpetraran el asesinato que tenían planeado contra el presidente Hernández en una actividad política, porque habría por lo menos cien muertos.

“Aquí estamos al mil esperándote, brother. Preocupado”, dijo “El Negro Lobo”. “Preocupado con ese maje que se quedó”, reafirmó “El Cachiro”. “¿Será que nos va a joder?”, manifestó “El Negro Lobo” en otra conversación.

Dos días después de la segunda conversación entre los narcos confesos, el 5 de diciembre, “El Cachiro” (Devis Leonel Maradiaga) se trasladó a Belice para reunirse con la DEA y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos para ofrecer su rendición, pues sabía que en Honduras no tenía con quién negociar.