No hay nada normal en el dossier de Fusión GPS y Christopher Steele

Para ser claros, no hay nada normal en el expediente de Fusión GPS y Christopher Steele ni en la forma en que la empresa se dedica a sus negocios.

Los puntos de discusión de la izquierda de que el expediente era solo investigación de la oposición y todo el mundo hace esto en política dice lo obvio: Sí, la investigación de la oposición es parte de las campañas. Es solo que el expediente de Fusión GPS y Christopher Steele no fue una investigación de oposición.

La investigación de la oposición se basa en hechos, desde registros de votación, registros judiciales y declaraciones públicas, hasta declaraciones de impuestos y relaciones comerciales. El expediente de Fusión GPS y, Christopher Steele, por otro lado, contiene información inventada, por lo tanto, errónea. No fue una investigación de oposición porque no se basó en hechos.

Según múltiples informes de los medios, más allá de una sopa de letras de fuentes de inteligencia rusas no identificadas y la difusión de rumores, el material se extrae en gran medida de clips de noticias y materiales de búsqueda en Internet de Google y sitios de conspiración de izquierda.

Dada la dependencia de Fusión GPS con los chismes rusos difundidos por los espías de Vladimir Putin, hay un buen caso para argumentar que Fusión GPS y, Christopher Steele coludieron más profundamente con los rusos que cualquier otra persona.

Esta no es la primera vez que Fusión GPS o sus socios han sido acusados de usar información falsa ficticia. Hace una década, Simpson y compañía compilaron un dossier en Estados Unidos para un jeque, quien derribó a su tío por el trono.

Además, según los informes, Fusión GPS difundió propaganda en apoyo del régimen de Maduro en Venezuela para clientes como Derwick and Associates, un grupo de empresarios venezolanos que tienen prácticas comerciales muy cuestionables.
Y no olvidemos el trabajo de Fusión para Planned Parenthood para desacreditar a David Daleiden y su Centro para el Progreso Médico (CMP).

En todos los casos, nada de lo que ofreció Fusión GPS en lo que ahora se llama el expediente de Steele fue preciso o se basó en hechos, pero todo se utilizó en los medios de comunicación de izquierda para desacreditar al presidente Donald Trump. Fue usado como una excusa para iniciar la falsa investigación
rusa.

¿Qué más no es normal? Marc Elias, el abogado de la campaña de Hillary Clinton y el Comité Nacional Demócrata, mintió sobre cualquier participación en el expediente durante más de un año con gran santidad, como señaló The New York Times.

Si se tratara de una investigación normal de la oposición, no hay nada de qué avergonzarse, no hay necesidad de mentir al respecto, a menos que sepas que el producto de trabajo es muy cuestionable y podría plantear dudas y la verdad es que la campaña de Clinton y el partido demócrata de Estados Unidos financiaron la propagación de información errónea sobre el Kremlin y Donald Trump.

Tampoco es normal haber contratado a un ciudadano extranjero, Christopher Steele, un ex agente del MI6, que admitió odiar a Trump y que buscó contactos anteriores de sus días cuando trabajaba como agente del MI6 para Gran Bretaña.

Fuente: www.noticiasenblancoynegro.com