Policía y barra Ultra Fiel dan su versión de lo ocurrido el domingo en el estadio Nacional

Tegucigalpa. Luego del encuentro deportivo entre los clubes Olimpia y Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán aficionados del club local procedieron a quemar un vehículo policial.

Al momento del incendio del automóvil, un Agente de Policía se encontraba dentro del mismo quién resultó lesionado tras el ataque de al menos 50 personas, quiénes le lanzaron  piedras, palos y otros objetos, resultando con heridas graves en su cabeza.

Otro agente y un Sub Inspector de Policía también resultaron lesionados en el enfrentamiento contra los miembros de la barra del Club Olimpia.

Los policías ya se encuentran en un centro asistencial recibiendo atención médica, a la espera de su pronóstico.

Asimismo, se reporta el daño a cuatro vehículos de la Policía Nacional, tres de ellos con daños importantes y uno que fue quemado en su totalidad.

Reacción policial

Para mantener el control  de cierto grupo de aficionados que en evidente estado de ebriedad comenzaron una serie de disturbios, los agentes del orden tuvieron que hacer uso del gas lacrimógeno para poder controlar a lo interno y externo del  estadio.

Equipos especiales investigan los autores de estos hechos criminales para ponerlos a la orden de la justicia.

Posición de la Ultrafiel