Rafael Correa y la Cancillería ecuatoriana serán auditados por el asilo a Julian Assange

El expresidente de Ecuador, Rafael Correa y el Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país sudamericano serán auditados por la Contraloría General del Estado por otorgar asilo al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en la Embajada de Quito en Londres.

La Contraloría envió una notificación a Correa, que el exmandatario publicó en Twitter, en la que explica que esa institución inició “un examen especial a los procesos del otorgamiento de asilo diplomático y naturalización”de Assange.