Según estudio: Iglesia católica en España «funciona como un paraíso fiscal»

La asociación Europa Laica ha presentado este martes su informe sobre la Memoria Anual de Actividades 2017 de la Conferencia Episcopal de España. Su principal conclusión es que la Iglesia católica en este país «funciona como un paraíso fiscal» y apunta a un responsable «de la situación de privilegio económico que disfruta» la organización: «el poder político y, por tanto, los sucesivos Gobiernos» españoles desde hace 38 años.

El documento denuncia que aún sigue pendiente que el Gobierno de España «elabore una estimación de las exorbitantes cantidades de que se beneficia la Iglesia católica y todas sus sociedades e instituciones, como consecuencia de las exenciones y bonificaciones fiscales» de las que disfruta. En este sentido, exhorta a que las cuentas de la Iglesia sean fiscalizadas por el Tribunal de Cuentas.

Europa Laica cifra en no menos de 11.600 millones de euros, lo que corresponde a más de un 1 % del PIB del país, el dinero que la institución religiosa obtiene de las administraciones central, regionales y locales, a través de los «distintos privilegios fiscales, patrimoniales y económicos» y que, «por lo tanto, no están disponibles para financiar servicios de interés general».

Asimismo, en el informe también se critica que la memoria de la Iglesia no ofrezca información sobre cuánto dinero público recibe del Estado ni del uso que da a esos recursos, a pesar de que el acuerdo suscrito entre la Conferencia Episcopal y el Gobierno del expresidente socialista Rodríguez Zapatero en 2006 obligaba a «presentar una memoria justificativa de las cantidades recibidas del Estado a través de la Asignación Tributaria».