Trump declaró estado de emergencia en Louisiana y envió ayuda federal

El presidente Trump declaró estado de emergencia en Louisiana el jueves por la noche y envió ayuda federal antes de la tormenta tropical Barry.

Fox News informó que, Trump autorizó al Departamento de Seguridad Nacional y la Agencia Federal de Manejo de Emergencias para coordinar todos los esfuerzos de ayuda ante desastres antes del fortalecimiento de la tormenta tropical Barry.

El presidente aprobó la asistencia federal a solicitud del gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, quien notó que en las últimas 24 horas, 28 parroquias habían emitido declaraciones de emergencia y 14 estaban en proceso de hacerlo.

Trump twitteó el jueves por la noche: “Para todos en la costa del Golfo: mientras realiza los preparativos para proteger sus hogares y seres queridos contra las inundaciones y la tormenta que se avecina, es imperativo que siga las instrucciones de @FEMA, funcionarios estatales y locales. Estamos trabajando estrechamente con ellos. ¡Por favor, esté preparado, tenga cuidado y manténgase SEGURO!

Edwards, había declarado el estado de emergencia el miércoles, autorizando la activación de hasta 3,000 soldados y aviadores de la Guardia Nacional de Louisiana antes de la tormenta, informó WBRZ-TV de Baton Rouge.

Las tropas de la Guardia Nacional y los equipos de rescate en vehículos de alta mar tomaron posiciones en todo el estado mientras Luisiana se prepara para la llegada de la tormenta.

Citando al medio de noticias, esto es lo que tienes que saber sobre la tormenta tropical Barry:

* Barry podría acumular vientos de aproximadamente 75 mph, apenas por encima del umbral de un huracán
Según meteorólogos, se convertirá en una tormenta de categoría 1 al tocar tierra
* Se espera que traiga más de un pie y medio de lluvia
* Las lluvias torrenciales podrían durar horas mientras la tormenta atraviesa el área metropolitana de casi 1.3 millones de personas y avanza hacia el interior.
* El Servicio Meteorológico Nacional dijo que la ciudad no planea ordenar la evacuación porque no se espera que Barry se convierta en un gran huracán.
* La tormenta pondrá a prueba extrema las defensas mejoradas y el sistema de bombeo que drena las calles de la ciudad después de Katrina de las inundaciones en Nueva Orleans.