Una ola de violencia en el norte de Brasil deja tres muertos y más de un centenar de detenidos

44

Tres muertos y más de 150 ataques han sido confirmados en los últimos seis días en el estado brasileño de Ceará, en el noreste de Brasil, donde han sido desplegados 300 soldados para frenar los incidentes desatados por bandas criminales en protesta por el anuncio del endurecimiento del control en las cárceles.

Desde el miércoles pasado una ola de violencia que comenzó en la ciudad de Fortaleza, la capital, se ha desatado en 36 ciudades de Ceará. Los heridos son varios, pero por el momento no hay ninguno grave.

El gobernador de Ceará, Camilo Santana, informó a través de su página de Facebook que 148 personas han sido detenidas. Aparentemente, las influyentes pandillas que se encuentran en el interior de las cárceles orquestaron desde allí los ataques en las calles.